El kanun Aziz Samsaoui descubre los orígenes de la música andalusí en el FIP Guadalquivir

OMD10356

El músico y estudioso, que actuó el pasado sábado en la Sala Pepe Espaliú de Vimcorsa dentro del Festival Internacional de Piano Guadalquivir, desgranó en una interesantísima clase magistral online las particularidades de la música andalusí y sus vínculos con otras músicas medievales.

Córdoba, 4 de octubre de 2022

El kanutista marroquí Aziz Samsaoui, que el pasado sábado ofrecía un concierto con Veterum Musicae en el marco de XIII Festival Internacional de Piano Guadalquivir, descubrió  los orígenes de la música andalusí y su riqueza en la primera clase magistral online de esta edición.

Samsaoui explicó que la música andalusí bebe de las culturas del Mediterráneo que fueron incorporando a su acervo musical los árabes que llegaron a la Península Ibérica desde Damasco. “Cuando Al-Andalus se separó políticamente de Siria, buscó su propia identidad musical”, apuntó el multiinstrumentista quien recordó la importancia de la figura de Ziryab, que creó la primera escuela de música de Europa en Córdoba y que introdujo novedades como la 4ª y 5ª cuerda en el laúd.

El músico e investigador remarcó que la música medieval que se hacía en el mundo cristiano también ejerció influencia sobre la andalusí. De hecho, se piensa que en las cantigas del rey Alfonso X El Sabio intervinieron músicos andalusíes y no es de extrañar. “La música andalusí se fijó en el Gregoriano y es normal, estábamos conviviendo distintas culturas”, aseveró.

Precisamente esas similitudes con la música medieval europea “nos permite hoy en día hacer fusión” porque “son dos estilos distintos pero que al mismo tiempo casan. La composición musical está muy cerca”.

España tiene un importante patrimonio musical medieval que, sin embargo, es un gran desconocido. “Cuando en Europa se da paso a una nueva época se olvida la anterior. Las cantigas se encontraron olvidadas y ya nadie sabe interpretarlas pero en el caso de la música andalusí se ha mantenido como música tradicional en el Norte de África, la hemos transmitido oralmente de generación en generación hasta hoy en día y por eso nunca se ha olvidado y la hemos preservado pero la música medieval, cuando llegó el Renacimiento, se dejó atrás y cuando la queremos recuperar no tenemos el estilo”.

Samsaoui también abordó aspectos más técnicos sobre la creación de la música andalusí, comentando que primero se escribía la poesía y luego se le ponía música. A ese tipo de composiciones se las denomina nubas, y cada nuba tiene un estilo diferente en función del momento del día al que se refiera. Así, la nuba de la noche habla de los enamorados, la del atardecer, de la charla relajada tras el día o la de la madrugada, de las despedidas y cada una de ellas tiene su propia melodía.

Igualmente, el también director del Festival de Música Antigua de Granada mostró el kanun, un instrumento cuya versatilidad es tal que antiguamente era utilizado por los médicos para calmar el dolor de sus pacientes, ya que cada escala se relacionaba con una parte del cuerpo.

Aziz Samsaoui se despidió agradeciendo la oportunidad de haber actuado en el FIP Guadalquivir con una propuesta tan innovadora como la del maridaje con las notas de perfume que fue desgranando la perfumista Elena del Valle. “Es la primera vez que hacíamos algo así y ha sido un acierto total. Fue una mezcla de goces, los aromas, las melodías, la posibilidad de explicar cada tema y cada instrumento y que la gente te diga que han cerrado los ojos y han viajado a otro lugar y verlos felices. Es una suerte estar en este festival”, afirmó.

El Festival Internacional de Piano Guadalquivir está organizado por la Asociación Cultural Guadalquivir Pianístico y tiene como patrocinadores principales al Ayuntamiento de Córdoba, Córdoba Patrimonio, Emacsa, Vimcorsa, Sadeco, Fundación Cajasur, Cabildo Catedral-Foro Osio y Universidad de Córdoba.